En el transporte y comercio marítimo

Los mares sirven como uno de los principales medios de transporte mundial, tanto de personas como de mercancías. El personal necesario para trabajar en un buque de mercancías o en crucero es muy amplio. El sector comercial y turístico presentan puestos de trabajo comunes para el manejo de la embarcación como capitán de barco, staff captain, oficiales de puente, oficial radioelectrónico, oficiales ingenieros, ingeniero. Además del contramaestre (quien debe poseer la licencia de capitán de embarcaciones auxiliares),  marinero (cualificado y ordinario) y oficial de cubierta entre otros.

- En el mar:El personal necesario para trabajar en un buque de transporte de mercancías o en un crucero  es muy amplio. Ambos sectores (comercial y turístico) presentan puestos de trabajo comunes para el manejo de la embarcación como capitán de barco, staff captain, oficiales de puente, oficial radioelectrónico, oficiales ingenieros, ingeniero. Además del contramaestre (quien debe poseer la licencia de capitán de embarcaciones auxiliares),  marinero (cualificado y ordinario) y oficial de cubierta entre otros. Para el mantenimiento de los barcos y manejo de la sala de máquinas existen puestos de trabajo como el de mecánico jefe, mecánico, ajustador, engrasador (quien debe tener conocimientos mínimos de mecánica), limpiador, soldador y fontanero, como puestos destacados. Dentro de un buque mercante y de crucero, debido a su gran tamaño, hay una gran oferta para el sector servicios. Pueden trabajar embarcados cocineros cualificados, panaderos y reposteros, camareros, limpiadores de cocina, fregaplatos y asistentes generales, por ejemplo. También forman parte de la tripulación bomberos, médicos y enfermeras, para ayudar a los posibles incidentes que se produzcan en alta mar.

- En el puerto: El desarrollo de  la actividad de transporte de mercancías por mar tiene una importante fase que se lleva a cabo en el puerto comercial. En esta fase entran en juego las empresas de logística que supervisan todo el proceso de transporte de mercancías, desde su origen hasta el destino final y el cargador de nave, persona u empresa a quien pertenece el todo o parte del cargamento de una nave. El encargado de supervisar la actuación en los puertos y ejecutar la fase terrestre es el consignatario del buque, quien actúa en nombre del propietario del buque ya sea naviero o empresa naviera (quien explota los buques mercantes) o armador (quien se encarga de equipar los barcos). El consignatario es quien contacta con los transitarios, intermediarios entre el exportador o importador y las compañías de transporte además de ser responsables de las operaciones administrativas relacionadas con el transporte internacional (trámites aduaneros, gestión financiera, etc.), y  negocia con las empresas estibadoras para la carga y descarga del material. La empresa estibadora es la encargada de llevar a cabo las operaciones portuarias de manipulación de las mercancías. Para realizar el trabajo de estibador es necesario aprobar un curso de capacitación, que muchas veces ofrecen las mismas empresas estibadoras. En la gestión portuaria cabe destacar otros puestos laborales que intervienen en el proceso tales como el capitán de puerto,  inspector de puerto y perito naval. Por su importancia, cabe destacar también, la labor del práctico, que es quien conduce los barcos por lugares peligrosos o de intenso tráfico, como bahías, puertos, canales y ríos. Enlaces de interés: